Santa Fe, Martes 11 de diciembre de 2018

NOTICIAS

24-11-2009

El Encuentro presentó su proyecto de Equidad Tributaria

Version imprimible

Texto Completo del ProyectoTexto Completo del Proyecto

Ver imagen

A través del Diputado Marcelo Brignoni, el Encuentro por la Democracia y la Equidad presentó hoy en la Legislatura Santafesina, su proyecto de actualización de avalúos y valuación fiscal que se utilizan para el cálculo del cobro del Impuesto Inmobiliario Santafesino. La iniciativa basada en el concepto de equidad contributiva, tiene dos etapas. Para el año 2010 se prevé un aumento porcentual variable excepcional, sobre las escalas del monto imponible de la valuación fiscal, y para el año 2011 actualiza los valores de valuación fiscal, congelados desde el año 1993, plantea una nueva escala que grava de manera mas justa a los grandes propietarios inmobiliarios, y prevé un gran censo de revaluación fiscal a llevarse adelante durante el año 2010, para incorporar valores catastrales reales de los bienes inmuebles. En la actualidad una hectárea esta valuada en 533 pesos para el cobro del impuesto inmobiliario provincial. Muy lejos de los 18 mil pesos promedio, de su valor de mercado real en la provincia de Santa Fe. El Impuesto Inmobiliario coparticipa a Municipios y Comunas, el 50 % de su recaudación

Brignoni, autor de la iniciativa señaló “…el régimen tributario de nuestra provincia es notoriamente injusto, y sobre todo lo es el impuesto inmobiliario. La situación relativa de los valores catastrales sobre los que se basa el cobro de ese tributo en nuestra provincia es totalmente regresiva. Conviven unidades con notoria subvaloración, correspondientes en su gran mayoría, a registros antiguos del área rural, con otros más cercanos a los reales valores, en áreas urbanas o suburbanas. El "boom" inmobiliario de la venta de tierras cultivables en nuestra provincia ha contribuido a acentuar aún más estas discrepancias, puestos que los valores de mercado se han multiplicado varias veces en ese período, maximizando la separación entre los valores catastrales y los valores reales. En la medida en que los valores catastrales constituyen la base de cálculo de varios impuestos, en particular el del Impuesto Inmobiliario, esta situación genera una inequidad fiscal que se hace necesario resolver, a fin de lograr una distribución equitativa de la carga impositiva. Muchos contribuyentes deberán entender que la actualización no busca recaudar más sino recaudar mejor dentro de un concepto elemental de justicia tributaria, hoy ausente. El valor catastral de un inmueble, en razón de que está relacionado con el valor de mercado del mismo y calculado a partir de un proceso normado, homogéneo y reglado de valoración, previsto en nuestra ley 2996, modificada por la Ley 10547, constituye un elemento objetivo y transparente sobre el que distribuir con justicia la carga fiscal. El valor de referencia debe acercarse lo más posible al valor de mercado con un límite que permita fluctuaciones esporádicas y que evite que pueda sobrepasarlo. Por lo tanto el resultado final dependerá de estas dos variables, valor base y alícuota. Lo que el Catastro debe suministrar es un valor base relacionado directamente con los valores de mercado. Hemos decidido entonces impulsar por un lado la modificación de los valores de base, cuyo atraso ha servido de excusa para no realizar desde el año 1993 a la fecha, el censo de revaluación catastral anual previsto en el Articulo 51, de la Ley 2996, modificada por la Ley 10547, que ha venido siendo ignorado por todos los gobiernos desde entonces, y también obligar a la realización del Censo de Revaluación durante el año 2010, para iniciar el 2011, con un nuevo sistema más justo y permanente. Para el cobro del año 2010 hemos previsto un mecanismo emergencial que incorpora un porcentual de cálculo excepcional con crédito fiscal presunto hacia el año 2011, ya que ningún gobierno desde el año 1993 a la fecha ha realizado el Censo de Revaluación Catastral que prevé la Ley 2996, modificada por la Ley 10547. Es hora de que todos y todas los santafesinos y las santafesinas seamos iguales ante la Ley, y evitar que aquellos que tienen cercanía con los ámbitos de decisión estatal, puedan seguir teniendo una situación tributaria privilegiada, y enormemente injusta…”