Santa Fe, Jueves 15 de noviembre de 2018

NOTICIAS

08-03-2010

Presencia Santafesina, en la Reunión del Parlamento MERCOSUR

Version imprimible

Ver imagen

Invitados por la Cancillería Argentina, Legisladores y Legisladoras provinciales de distintos lugares de nuestro pais, participaron hoy de la Reunión del Parlamento MERCOSUR, realizada en Montevideo. Los santafesinos Marcelo Brignoni (Encuentro), Luis Rubeo (Frente para la Victoria), Oscar Urruty (Partido del Progreso Social) y Gerardo Rico (Movimiento Evita), junto a Legisladores y Legisladoras como Sandra Cruz de la Provincia de Buenos Aires, Gonzalo Ruanova, de la Ciudad de Buenos Aires, Eduardo Bustelo de San Juan, además de representantes legislativos de Chaco, Tucumán, Rio Negro y Santiago del Estero, peticionaron formalmente, en el marco de entrevistas llevadas a cabo con distintos miembros del Parlamento MERCOSUR, la concreción de un ámbito de participación formal para los parlamentarios regionales, provinciales y departamentales, de los cinco países miembros. La propuesta destinada a complementar la actual estructura formal del Parlamento del MERCOSUR, será analizada por la Mesa Directiva de la Institución. Todos los presentes calificaron las reuniones realizadas en Montevideo, de altamente positivas

Brignoni consideró “...La creación del Parlamento del MERCOSUR es parte de un proceso abierto en 2002, de constitución de organismos y procedimientos que tienen como fin evidente institucionalizar el bloque y darle permanencia y autonomía política. En la Cumbre de Presidentes de Ouro Preto, el 17 de diciembre de 2004 se encomendó la redacción de una propuesta de Protocolo Constitutivo del Parlamento del MERCOSUR, con el mandato de entregar la misma antes de la finalización de 2006. El proyecto fue presentado el 9 de diciembre de 2005, y los presidentes de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, firmaron entonces el Protocolo Constitutivo del Parlamento del MERCOSUR dando origen al nuevo organismo, que concretó su primer reunión el 7 de mayo de 2007. La integración del Parlamento del MERCOSUR está contemplada en tres etapas, coincidentes con los mandatos de los parlamentarios. Hasta el 31 de diciembre de 2010, el Parlamento estará integrado por 18 parlamentarios por cada estado parte, elegidos por los parlamentos nacionales de entre sus miembros. El total de miembros titulares es de 90 miembros y todos los estados tienen la misma representación, pero luego deberá tener un ámbito proporcional de funcionamiento, que asegure una adecuada representación por país, género, etnia y regiones, abriendo así la posibilidad de establecer medidas que armonizen los intereses de los países con escasa población, como Uruguay (3,4 millones) y Paraguay (6,3 millones), y los países de mayor población, como Brasil (188,3 millones), Argentina (39,7 millones) y Venezuela (25,9 millones), y que propugnen la elección directa de los representantes de los países miembros ante el Parlamento del MERCOSUR...”

Brignoni continuó relatando “...el Parlamento del MERCOSUR es el órgano de representación de la pluralidad ideológica y política de los pueblos de la región, y nosotros consideramos que puede fortalecer su representatividad y sus objetivos, si se le incorpora un ámbito de consulta, integrado por parlamentarios y parlamentarias regionales y provinciales de los cinco países. El Parlamento del MERCOSUR, ha sido concebido para desempeñar un fuerte papel político, tanto en la preservación y fortalecimiento de la democracia y los derechos humanos, como en el estrecho relacionamiento con todos los órganos internos del bloque, ubicándolo como un interlocutor privilegiado. Consideramos que en todo este proceso los parlamentarios y las parlamentarias regionales que tienen un contacto cotidiano con la sociedad civil de cada rincón de cada país, pueden hacer un aporte importante, a la consolidación de una integración regional imprescindible para abordar los nuevos tiempos, consolidando un bloque regional que defienda los intereses de las grandes mayorías populares de nuestro continente, sojuzgadas y sometidas en tiempos del neoliberalismo y del Consenso de Washington, felizmente dejados atrás por la nueva realidad de la región...”