Santa Fe, Jueves 15 de noviembre de 2018

NOTICIAS

17-03-2010

Insalvable Contradicción

Version imprimible

Ver imagen

Así calificó el diputado Marcelo Brignoni (Encuentro), a la decisión de la representación parlamentaria del Gobierno Provincial, de mantener los privilegios de sectores empresariales exceptuados del pago del tributo a los ingresos brutos, y de su negativa a revaluar y segmentar por tipo y valor de propiedad, el cobro del impuesto inmobiliario, principal componente de la coparticipación provincial a municipios y comunas. Brignoni junto a legisladores de otras bancadas, impulsaba un proyecto de ley que planteaba la creación de un Fondo Especial de Emergencia Salarial, apuntando al mejoramiento de la equidad tributaria en la provincia, empeorada en tiempos de Reutemann y ausente hasta la fecha. El Proyecto desestimado por la bancada del Frente Progresista, a pesar de haberse reiterado el pedido de tratamiento en el marco de la sesión de ayer de la Cámara de Diputados de Santa Fe, debía financiarse con el aporte de los sectores más beneficiados de la economía provincial, hoy exentos de tributación. La defensa de los intereses corporativos de algunos sectores empresarios, pudo más para la bancada del Frente Progresista, que la voluntad de resolver la demanda de los trabajadores

Brignoni consideró “…lo sucedido ayer es otro capitulo de un doble discurso del Gobierno Provincial que no deja de entristecer. Intentando justificarse en el legítimo reclamo salarial de los agentes públicos estatales, se defiende la continuidad de las políticas tributarias neoliberales que padeció nuestra provincia entre 1990 y 2007, de la mano de Reutemann y Obeid. Se carga brutalmente sobre el comercio, el quiosquero, el pequeño comerciante de servicios, el transporte, y muchas actividades económicas de subsistencia y se defiende a rajatabla los privilegios tributarios de los más ricos, evitando revaluar las propiedades inmobiliarias, con valores ridículos que datan del revalúo de 1974, sin distinguir entre viviendas familiares, y propiedades de renta y producción. A su vez, se plantea la defensa irrestricta de los privilegios tributarios del sector agropecuario, demostrando en los hechos, que la adhesión a los reclamos de la Mesa de Enlace en 2008, esta al borde de las relaciones carnales. Con total humildad y buena fe, y apoyando la legitimidad popular del Gobierno de Hermes Binner, elaboramos un proyecto que entendía que el rol de la legislatura no debe ser obstruir la acción de gobierno de los Poderes Ejecutivos elegidos por el pueblo. Vemos tristemente el rol que desempeñan, los partidos que aun pertenecen al Frente Progresista, en el Congreso Nacional, sin privarse de alianzas con Menem, Reutemann, Rodriguez Saa, y otros personajes olvidables de nuestro pasado político, y creemos sinceramente que la maquina de obstruir, no es un modelo político elogiable ni valedero. Sin embargo el Gobierno Provincial priorizó extrañamente su defensa de los privilegios de los más ricos, por sobre la defensa de los reclamos de los trabajadores. La denominada reforma tributaria progresista, votada ayer en Diputados, determina sin embargo en los hechos, que Santa Fe siga teniendo ciudadanos de segunda que pagamos impuestos y ciudadanos de primera, que por pertenecer a una clase social determinada, mantienen sus inaceptables privilegios. Nuestro estado provincial lamentablemente, sigue priorizando la defensa de los más poderosos, a pesar de que se diga lo contrario, y esta política tributaria es una remora del neoliberalismo, aunque se pretenda negarlo…”