Santa Fe, Martes 11 de diciembre de 2018

NOTICIAS

27-10-2008

Reunión Regional preparatoria, del FORO FEDERAL DE LEGISLADORES POR LA INFANCIA

Version imprimible

Ver imagen

Con la presencia de legisladores y legisladoras nacionales, provinciales y municipales de todo la Patagonia, y la presencia de los Diputados Eduardo Bustelo, de San Juan y Marcelo Brignoni de Santa Fe, además de funcionarios del Gobierno Nacional, se llevó adelante en Comodoro Rivadavia, una de las jornadas regionales preparatorias del FORO FEDERAL DE LEGISLADORES POR LA INFANCIA. La reunión organizada por la Municipalidad de esa ciudad, a cargo del Intendente Martín Buzzi, fue uno de los últimos pasos previos, hacia la concreción del FORO, que quedará formalmente constituido, el próximo 14 de noviembre en la ciudad de San Juan. Dicho lanzamiento culminará un año de trabajo, y la primera etapa de organización institucional, después de recorrer numerosas reuniones regionales preparatorias en ciudades como Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Resistencia, Paraná, y Mendoza, además de esta última en Comodoro Rivadavia

Marcelo Brignoni, Diputado de Santa Fe, e Integrante de la Junta Promotora Federal presente en Comodoro Rivadavia consideró "...ha sido muy buena esta reunión regional preparatoria, y también el compromiso con la defensa de los derechos de niños, niñas y adolescentes manifestado tanto por el Intendente Martín Buzzi, y por todo su gabinete, comprometido en la acción de Rosa González y de Rubén Zárate, como por la Legislatura de Chubut, en la presencia del Diputado Miguel Montoya. El FORO y quienes lo impulsamos, consideramos que la Infancia y la Adolescencia representan el sector más estratégico en el desarrollo social, político y económico de nuestro país, y que deben ser por ende, a nuestro juicio, el tema prioritario de cualquier política publica estatal. Nos juntaremos en San Juan para constituir un espacio político de discusión, de reflexión, de intercambio de experiencias y de elaboración y articulación de acciones propositivas, tanto legislativas como políticas, para defender y promocionar los derechos de la Infancia y la Adolescencia, en todo el país. En tiempos como este, creemos que esa defensa se torna imprescindible..."

Brignoni recordó que "...a partir de la aprobación en 1.989 de la Convención sobre los Derechos del Niño por la Asamblea General de las Naciones Unidas, se produce un cambio de enfoque adoptándose el criterio de “niños, niñas y adolescentes sujetos de derechos”, dejando atrás aquella doctrina en la cual los niños y niñas eran considerados objeto de abordaje por parte de la Justicia, a través del Patronato y de las Penas, ejercidas por el sistema judicial que era un “patrón” que disponía de su vida. En 1.994 la Convención Internacional de los Derechos del Niño fue incorporada a nuestra Constitución Nacional, adquiriendo jerarquía constitucional, lo que desencadenó un proceso de reformas legislativas, institucionales y sociales, aún pendientes, pero que han ido poniendo de manifiesto la capacidad transformadora que esta herramienta jurídica, puede tener. El cambio de enfoque, surgido de muchos años de lucha, supone también un proceso social y cultural, en el que todos los actores deben estar dispuestos a respetar esos derechos fundamentales, abogando por la creación de estrategias en las cuales se vea reflejado el respeto por esos derechos fundamentales. El Estado y la Sociedad deben modificar sus relaciones con la infancia y la adolescencia, poniendo fin a las tradiciones tutelares y paternalistas, para considerar el “Interés Superior del Niño”, como el ordenador de sus tarea. Reconocer a niños, niñas y adolescentes en su categoría de ciudadanía plena, como sujetos titulares de derechos fundamentales y prioritarios, significa garantizarles desde el estado y la sociedad civil, el goce de protecciones especificas por su peculiar condición de desarrollo. En ese marco, los compromisos asumidos por el Estado, deben suponer la creación, demorada por cierto, de condiciones jurídicas, institucionales, culturales, y financieras para garantizar la efectividad de esos derechos. El establecimiento de políticas públicas de protección y de prioridad protectiva, debe significar una política dirigida a la infancia, que debe ir dando cuenta de este giro. Es tarea de todos y también del FORO, que la Infancia y la Adolescencia vean concretada la implementación de las políticas que los protejan y consideren efectivamente prioritarios los derechos que le son propios. Aunque niños, niñas y adolescentes no puedan auto representarse en el mundo adulto institucional, es nuestra obligación legal y moral, defender sus derechos e intereses. Pareciera que casi nada debiera ser más importante..."