Santa Fe, Martes 11 de diciembre de 2018

NOTICIAS

29-10-2008

Aval Santafesino, al Cambio de Imagen en los Billetes de 100 pesos

Version imprimible

Ver imagen

Así lo determinó la Cámara de Diputados de Santa Fe, al sancionar por unanimidad, un Proyecto de los Diputados Marcelo Brignoni, José María Tessa, Gerardo Rico, Luís Rubeo, y Oscar Urruty en Adhesión a la Campaña Nacional que propugna que los billetes de cien pesos de circulación legal en nuestro país, lleven en su frente, la imagen de la teniente Coronela Juana Azurduy, en reemplazo de la imagen actual de Julio Roca

Brignoni, autor de la iniciativa señaló “…es imprescindible recordar y rendir homenaje, a la Teniente Coronela Juana Azurduy. Lamentablemente muchas corrientes historiográficas no le han asignado el lugar de relevancia que merece, aquella mujer que con gran audacia y compromiso, se puso al frente de una lucha tan desigual, como fue la guerra independentista de nuestro territorio americano. Felizmente la Diputada Nacional por Córdoba Cecilia Merchán, y miles de hombres y mujeres de nuestro país, han iniciado una campaña, que conlleva un justo y merecido homenaje, propugnado la colocación de su imagen, en algo de uso tan cotidiano y popular, como los billetes de circulación pública. Juan había nacido en Chuquisaca, un 12 de julio de 1780. Por entonces ese era un lugar central del Virreinato del Río de La Plata, sede de la Universidad de San Francisco Xavier, de la Audiencia y del Arzobispado. Desde su compromiso por aprender el quechua y el aymará, se mostrará desde muy joven, su vocación por la justicia, la libertad y la igualdad. En 1816 abocada de lleno a la lucha por la liberación del yugo español, y junto a su compañero Manuel Padilla, al mando de 6000 hombres, sitiaran por segunda vez la ciudad de Chuquisaca. Los realistas lograron poner fin al cerco, y poco más tarde, Manuel Padilla encontraría la muerte. En un hecho inédito, y enterado de esto, Manuel Belgrano, le enviará una carta a Juana Azurduy de Padilla, nombrándola Teniente Coronela. Desde entonces Juana Azurduy intentó reorganizar su tropa con escasos recursos. Acosada por los realistas, decide dirigirse a Salta a combatir junto a las tropas de Güemes, con quien permanece tres años hasta ser sorprendida por la muerte de éste, en 1821. En 1825 participa de la lucha por la independencia de Bolivia, y el mariscal Sucre, nombrado presidente, le otorga a Juana Azurduy una pensión, que le sería quitada luego por gobierno de José María Linares. Juana Azurduy termina sus días olvidada y en la pobreza, paradójicamente el día de nuestra independencia, el 25 de mayo de 1862 cuando estaba por cumplir 82 años. Solo 100 años después, sus restos fueron exhumados para ser guardados en un mausoleo que se construyó en su homenaje….” Brignoni terminó señalando “…es necesario recordar estas luchadoras de nuestro pasado. Injustamente ningún billete lleva impresa la imagen de mujer alguna, cuando muchas de las compatriotas como Juana Azurduy, se merecen un lugar de recordación y homenaje cotidiano. Más se hace notoria esta reivindicación, cuando uno observa que en los billetes de menor valor, aparecen las imágenes de José de San Martín, y Manuel Belgrano y en los de cien pesos la imagen de Julio Roca, que tiene entre sus “méritos”, haber impulsado en julio de 1878, siendo Ministro de Guerra y Marina el plan donde resolvía “exterminar a la población indígena” del sur, para afirmar lo que él llamó "soberanía nacional". Roca, el primer genocida confeso de nuestra historia nacional, usó una frase que mucho tiempo después, utilizarían los nazis: “hay que emprender rápidamente una campaña de limpieza", dijo entonces. En los timepos que felizmente corren en nuestro país, reemplazar la imagen de Julio Roca por la de Juna Azurduy, es un hecho de profunda justicia histórica y necesidad democrática…”.