Santa Fe, Martes 11 de diciembre de 2018

NOTICIAS

10-05-2009

El Encuentro de Santa Fe, apoyara la lista encabezada por Agustín Rossi y Juan Carlos Bettanin

Version imprimible

Ver imagen

Así lo resolvió su Junta Promotora Provincial, reunida en Coronda el día de ayer, encabezada por el Diputado Marcelo Brignoni. El Encuentro por la Democracia y la Equidad, fundador del Frente Progresista, cuya Mesa Ejecutiva Provincial integra el mismo Brignoni, decidió su apoyo en el marco de las elecciones nacionales del 28 de Junio, a la lista que lleva como Candidato a Senador Nacional a Claudio Leoni, y como candidatos a Diputados Nacionales a Agustín Rossi, y a Juan Carlos Bettanin, quien integra dicha lista, en representación del Encuentro por la Democracia y la Equidad

La Junta Promotora Provincial del EDE emitió un comunicado oficial, luego de la reunión realizada ayer, que señala El Encuentro por la Democracia y la Equidad surgió como Partido Nacional hace casi seis años, con el objetivo de colaborar en la construcción de un nuevo Frente Político de izquierda democrática, nacional y popular, convencidos de avanzar en el armado de una fuerza política que tenga un profundo diálogo con la historia de nuestro pueblo y sus identidades. Desde esa visión y compromiso, nos incorporamos fundacionalmente al Frente Progresista de Santa Fe, propiciando la creación de una fuerza plural de alternativa al menemismo santafesino, y explicitando en forma pública desde entonces nuestra valoración positiva de la gestión nacional iniciada en 2003, a pesar de sus errores y limitaciones.
 
Desde siempre comprometimos nuestro esfuerzo con la necesidad de un país para todas y todos, dejando atrás los tiempos de niveles insospechados de negación de derechos, degradación económica y social, exclusión y privilegio. Hemos aprendido con dolor, la necesidad de sostener sin concesiones un marco democrático e institucional estable y de generar de modo simultáneo condiciones de crecimiento económico, con esfuerzos crecientes de distribución igualitaria de la renta. En el sistema democrático, las corporaciones tienen su legítimo rol y su espacio, pero su representatividad es sectorial. Los reclamos de un sector, por importante que sea su contribución a la economía, y su importancia en nuestra provincia, no debieran proponerse por sobre el interés general de la ciudadanía y de la Nación, como de hecho defendieron los Senadores Nacionales Ruben Giustiniani y Carlos Reutemann en 2008. Por estos días, cuando en nuestro país y en nuestra provincia, se discute como en muchos otros lugares del mundo, en situaciones similares, la distribución del ingreso, cada santafesina y cada santafesino debe saber, que es necesario el aporte en defensa de la justicia social de los que más tienen, sobre todo en defensa de niños, adolescentes y ancianos, que no pueden valerse por si mismos. No hay distribución del ingreso sin intervención del Estado y sin aportes de los que más tienen. Hoy vuelve a estar en discusión cuál es el rol que tiene que tener el Estado para que el crecimiento se distribuya con equidad. Quienes conformamos el Encuentro por la Democracia y la Equidad ratificamos que cuando hay debates que tienen que ver con un modelo de sociedad, estamos claramente de un lado, sin hipocresías y sin discursos de conveniencia, asumiendo la necesidad de cambiar un sistema sobre el que se arraigan relaciones sociales injustas. Y ese objetivo histórico, largamente postergado, debe enfrentarse desde la política y no meramente con “la gestión eficiente” de programas sociales para pobres. La erradicación de esas relaciones sociales injustas debe ser el principal desafío de aquellos que se dicen progresistas, y no la mera “administración transparente” de la injusticia. En la propia plataforma del Frente Progresista de cara a las elecciones provinciales del año 2007, puede leerse el compromiso con el avance de una Política Pública en el contexto de un proyecto colectivo, que reconoce en el Estado a su instrumento redistribuidor del ingreso y la riqueza, tanto a nivel nacional, como a nivel provincial, porque entendemos que la solidaridad no puede ser, la limosna en la puerta de las iglesias. Allí decíamos “…Estamos ante una gran posibilidad de creación de políticas públicas. Una posibilidad que nos coloca en el desafío de crear “usinas sociales”, “andamiajes de sentido”, en el gran juego de la inclusión social; en el desafío de crear políticas integrales, contemplando los derechos humanos y en la conciencia de estar viviendo una etapa de enorme plenitud y de enorme esfuerzo para combatir la exclusión. Las generaciones pasadas están en nuestras lecturas y pensamientos, así como están las luchas y los luminosos deseos de tantos santafesinos. También están los obstáculos, la necesidad cotidiana de insistir que nos merecemos lo mejor, porque eso es el espacio público de la política, el que nos permite no declinar, ser tenaces, devolverle belleza a la dignidad de las personas y pensamiento a la estupidez, decir que no todo está en venta y nadie está condenado al abandono y la soledad…” La potestad del Estado de intervenir en la economía, y de fijar reglas que pugnen por la igualdad de derechos y oportunidades, de todos y todas, los argentinos y las argentinas, cualquiera sea su credo, su ideología, su raza, su piel o su condición social, es una de las legítimas herramientas de redistribución de la renta, y es una de nuestras ideas, la que no esta en venta.
 
Nuestro accionar político entonces, desde una perspectiva progresista, nacional y popular, ha estado y estará comprometido con el impulso de formas más igualitarias de organización social y política, lo que incluye como instrumento central la defensa del financiamiento publico de la inclusión de los excluidos, en el acceso a los bienes, a la riqueza, y a su ciudadanía plena. En un contexto de universalidad de derechos, debe existir un enfoque que abarque la problemática de la pobreza, pero también la de la riqueza. Los más beneficiados económicamente deberán aportar, para mejorar la situación de quienes aún siguen estando en niveles de pobreza intolerables para una provincia y un país de nuestra riqueza. No compartimos la mirada conservadora, antipopular y elitista, de una Coalición Cívica Conservadora que dice que hay que quitar las retenciones y cubrir el bache fiscal que eso produce con créditos del FMI, pretendiendo que todos los argentinos volvamos a endeudarnos y tengamos una relación de dependencia con el FMI, para garantizar la rentabilidad de los grupos concentrados del agro. Esto demuestra claramente que la oposición al Gobierno Nacional compite en una suerte de carrera para ver quién es más de derecha. Del mismo modo que hemos expresado nuestra opinión cuando estuvo en debate la discusión sobre la política económica, y el aporte solidario que el Gobierno Nacional, en nombre del pueblo argentino que soberanamente lo eligió,  le solicitó al Sector Agropecuario, expresamos y expresaremos nuestro compromiso con el reclamo de verdad y justicia, con el apoyo a la reconstrucción de la memoria, con en el pedido de juicio y castigo a los culpables del genocidio, y de la inundación de Santa Fe, ocurrida en 2003, y cuyos principales responsables pasean impunes aún hoy. Del mismo modo seguiremos reclamando Juicio y Castigo para los asesinos de Pocho Lepratti, y seguiremos defendiendo el derecho de todos y todas, los santafesinos y las santafesinas, a vivir en libertad, con dignidad y con igualdad de oportunidades, por lo que creemos que el Menemismo residual de Santa Fe, encarnado en la lista encabezada por el Senador Reutemann, lejos esta de representar la lucha por una provincia, mas justa, mas equitativa y mas soberana.
 
Con la democracia se come, se cura y se educa, se dijo allá lejos, en los albores de una recuperación democrática, que cumplió ya 25 años. No desperdiciemos la oportunidad cierta de que la calidad institucional, por primera vez desde entonces, redunde en el mejoramiento de la calidad de vida, de todos nuestros compatriotas. La Nación y la Provincia somos todos: vive en el campo y en la industria, en los conurbanos de las grandes ciudades  y en la ciudadanía toda, en los hombres y mujeres del pueblo que aún esperan las reparaciones que merecen y en la Constitución que expresa y resguarda la soberanía popular, que es imprescindible respetar, para construir un país donde la igualdad y la justicia sean moneda corriente. Santa Fe debe crecer en defensa de la redistribución de la riqueza, y de la igualdad de oportunidades. El respeto a las instituciones debe emanar de todos, de gobernantes y gobernados, de mandatarios y de mandantes. La mejor calidad institucional se logrará con una dirigencia social y política, que diga lo que piensa y que haga lo que dijo, sobre todo si lo dijo para obtener votos. La lista de Legisladores nacionales que encabezan los compañeros Agustin Rossi, Juan Carlos Bettanin y Claudio Leoni está comprometida con la lucha por una Santa Fe para todos y todas, y representará en el Congreso Nacional las necesidades de las mayorías populares de nuestra provincia, y no los intereses de una Santa Fe para pocos, atendida por sus dueños. En esta Argentina de hoy, es imperioso luchar para profundizar el proceso nacional, cabalgándole al lado, marcándole críticas desde la autonomía, proponiendo soluciones superadoras, empujando, pero no atacando desde enfrente para que fracase. El Encuentro por la Democracia y la Equidad trabajará en esa dirección, esa es la génesis de su existencia, felizmente no están en duda cuales son sus lealtades y sus compromisos prioritarios de esta hora.
Coronda, Santa Fe, 9 de mayo de 2009