Santa Fe, Jueves 15 de noviembre de 2018

NOTICIAS

14-06-2009

En búsqueda de una nueva representación del Campo

Version imprimible

Ver imagen

Representantes del Movimiento Campesino de Liberación, del Movimiento Agrario de Misiones, del Movimiento Agropecaurio Nacional, del Foro de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar, y productores autoconvocados de todo el país, afiliados a Federación Agraria e Independientes, debatieron en el día de ayer, en la Sede Nacional de la Central de Trabajadores Argentinos CTA, en búsqueda de la construcción de una nueva representación de los pequeños productores agropecuarios. Los convocantes consideran que la defensa de los minifundistas de todo el país, abandonada por parte de la conducción de Federación Agraria, al subordinarse a los intereses de las multinacionales sojeras y a los de la Sociedad Rural, refuerzan la necesidad de recrear espacios de reivindicación de los pequeños productores agropecuarios. Distintos dirigentes políticos, entre los cuales estuvieron Marcelo Brignoni y Juan Carlos Bettanìn, fueron invitados a las deliberaciones

Jose Luis Livolti, uno de los organizadores, afiliado a Federación Agraria Argentina consideró “…La situación actual y el posible desarrollo futuro de los acontecimientos nos obliga a reflexionar y expresar nuestra profunda preocupación por los coletazos de la crisis mundial y su descarga sobre las espaldas de los trabajadores argentinos de los sectores populares urbanos y rurales. Sostenemos que no se puede pretender representar a los pequeños productores, del brazo de sus enemigos históricos, y esta es nuestra principal discrepancia con la conducción de la Federación Agraria. Tampoco se sostiene seguir insistiendo en el beneficio sectorial de unos pocos, pensando que sin retenciones, o con rebaja de éstas, es posible asistir a los que menos tienen. La realidad mundial y local muestra distintos y escasos caminos para resistir a esta situación. Una alternativa, la clásica, de los voceros de la Mesa de Enlace, sería que el costo de esta situación recayera sobre los sectores sociales más desfavorecidos del campo y la ciudad. La otra es la que proponemos y requiere de una importante decisión: aprovechar la oportunidad que la situación nos brinda, de saltar el cerco del neoliberalismo, imitando y acompañando los procesos abiertos en otros países de América latina. Es por ello que consideramos que debe debatirse la estatización de las palancas clave de la economía nacional, es decir la comercialización interna y externa de granos y carne, las cuales están fuertemente concentradas en manos de empresas monopólicas nacionales y extranjeras. Es vital la defensa del mercado interno, tomar medidas que permitan una más justa distribución de la riqueza, que beneficie a los pequeños productores agropecuarios poniendo en debate un programa de ordenamiento territorial y reforma agraria, apoyados fuertemente en el fomento democrático y profundo de las agriculturas familiares, verdadero motor de la economía rural y garantía de la soberanía alimentaria y cuidado del ambiente. Estas propuestas deberían ser tomadas para constituir un foro nacional contra la crisis y por la distribución de la riqueza, impulsando la organización de un espacio político y social lo suficientemente amplio como para derrotar a la derecha política destituyente, junto a su ariete, la Mesa de Enlace, tristemente integrada por Eduardo Buzzi…”

Marcelo Brignoni consideró “…es muy importante acompañar la organización de los pequeños productores agropecuarios, verdaderos ausentes del conflicto de la resolución 125 de 2008. Ante quienes desde la Mesa de Enlace resisten los logros gubernamentales alcanzados, todavía insuficientes, es necesario desde la política contribuir a la necesaria  construcción de una herramienta alternativa agraria, que tribute a la unidad nacional más amplia, sobre la base de un reordenamiento territorial de nuestro campo, en defensa de nuestra soberanía alimentaria, pensando un nuevo modelo productivo agropecuario, de base agroecológica y diversificada, en el marco de una reforma agraria que privilegie a los productores de la Agricultura Familiar, que viven en el campo…”

Juan Carlos Bettanin señaló “…es imprescindible, sobre todo en Santa Fe pensar un nuevo modelo productivo agropecuario, que nos aleje del monocultivo, de la tala de bosques, de  la deforestación, y de la contaminación ambiental, a que nos somete el cultivo indiscriminado de soja, que arraso con tambos, y con instancias productivas tradicionales de nuestro campo, convirtiendo a nuestros pueblos del interior en lugares donde de seguir así, ya no habrá ni alimentos ni otra cosa que soja y glifosato. Hay que ayudar a nuestros productores a volver a la diversidad productiva y alimentaria que nuestro campo tuvo, y las organizaciones del sector, como las que se reunieron hoy contribuyen notoriamente a pensar un nuevo rumbo ajeno a los dislates de la Mesa de Enlace, que tanto daño le viene haciendo a la conciencia de nuestros agricultores…”